Jiri Trnka

Jiri Trnka (Pilsen 1912 - Praga 1969) por Marta Borja (AVD'05)

"Trnka: su nombre es el sol de la infancia y la poesía. Él nos lleva de regreso al paraíso desde el cual las tristes necesidades de la vida se hacen más y más remotas". Jean Cocteau

¿Quién ha oído hablar de Jiri Trnka? A decir verdad hoy en día es prácticamente un creador desconocido para la mayoría de espectadores en general y creo que también para los fans de la animación en particular. A lo largo de los años, en todo arte, hay figuras olvidadas que se reivindican en algún momento. Sus trabajos se reeditan, alguien tiene en cuenta su valor y su influencia. Se vuelve a "poner de moda", de alguna forma. Esto no ha pasado con Trnka, ni con la mayoría de animadores que podríamos "meter en un mismo saco": los genios de la animación checa (y de Europa del Este en general). Esta denominación ya debe sonar un poco más. Nos vienen a la memoria retazos fugaces de imágenes de "muñequitos animados" con un estilo entre lo poético y lo oscuro. ¿No os recuerda esta definición a "Pesadilla antes de Navidad"? Este es realmente el único homenaje a estos autores que se ha hecho, y ahí se quedó la cosa. Ahora parece que estamos llegando a alguna parte. Ya tenemos por donde empezar para seguirle el rastro a Jiri Trnka.

Trnka fue un animador dedicado a los films en 3D. No os fiéis del concepto actual de 3D, que automáticamente relacionamos con la imagen hecha por ordenador tipo "Toy Story". Las tres dimensiones en la animación también existían antes. Ultimamente, gracias a las gallinas de Aardman, de "Rebelión en la granja" el público en general a redescubierto una forma de animación que ha renacido de sus cenizas: la plastilina. No me negaréis que las figuras de plastilina son figuras en 3D... Pues bien, si se pueden hacer figuras de plastilina y animarlas, también sirve coger cualquier muñeco hecho de otro material y animarlo. De hecho, Trnka decía que cualquier objeto puede protagonizar una animación. El nombre de la técnica de animación utilizada en estas obras es "stop motion". Es un laborioso trabajo de animación en que el movimiento se graba fotograma a fotograma. Requiere de una gran dosis de meticulosidad y, sobre todo, una paciencia infinita. Otro punto más para valorar el trabajo de animadores como Trnka.



The Merry Circus - Jiri Trnka -(1951) Part 1



Jiri Trnka - The Merry Circus -(1951) Part 2


La animación con muñecos arraigó de una manera especial en el país de origen de Trnka, la antigua Checoslovaquia, gracias a la existencia de una tradición de manufacturación artesanal de muñecos folklóricos. Por eso mismo, la mayoría de los films realizados por estos animadores tenían como hilo argumental alguna historia del folklore popular del país. El estilo de este tipo de animación quedó así impregnado de una riqueza ornamental y un cuidado de los detalles, tanto de los muñecos como de los decorados que aún no ha sido superado. El barroquismo y el detallismo, unido a la sensibilidad melancólica e irónica de los checos dieron como resultado unas obras claramente reconocibles.

La mayoría de estos films parecen estar dirigidos principalmente a un público infantil, aunque los temas que tocan, de manera siempre indirecta, son bastante adultos. Detrás de las marionetas y la rica ambientación barroca y decorativista de las historias, se esconden reflexiones que van desde la violencia a la política más dura, pasando por el sexo.

Este tipo de tradición en la animación fue animado y alimentado por parte del gobierno por aquel entonces comunista, ya que constituían una declaración de "orgullo popular" y a la vez eran una herramienta de "lucha" contra la norma impuesta por Disney, que se imponía a marchas forzadas en todo el mundo.



"El sueño de una noche de verano" (1959)

Trnka era un ilustrador y animador de mucho talento cuando el régimen comunista del país decidió crear una especie de productora de films de marionetas. El Estudio "Jiriho Trnky" se fundó entonces. Actualmente sigue operativo, aunque ha sido notablemente "reducido". Este taller/estudio, fue el campo de pruebas para las siguientes generaciones de animadores, que incluyen artistas como Svankmajer (el cual sí ha tenido cierta influencia reconocida en algunos creadores contemporáneos, como los hermanos Quay) y su "discípulo" Jiri Barta, y otros animadores como Bratislav Rajov o Védov Bedrick.

Jiri Trnka, maestro de marionetas, precursor de la animación "stop-motion" y creador de universos animados que se dirigían por primera vez también a adultos, dejó 19 obras en "stop-motion" con muñecos (junto con algunos trabajos realizados con dibujos), realizadas entre 1940 y 1969. Ahora puede que no se recuerde, pero muchas de estas obras ganaron premios de animación a lo largo de todo el continente. Algunas de sus animaciones más exitosas fueron "El ruiseñor del emperador" (1948), "La canción de la pradera"(1949, una parodia del Western hollywoodiense), "La abuela cibernética" (1962), "El molino del diablo"(1949), "El sueño de una noche de verano" (1958, basado en el texto de Shakespeare y a quién puso voz nada menos que Richard Burton" y sobretodo "La mano"(1965), su última creación (de la que a continuación tenéis un pequeño comentario).

Pero aunque los trabajos de Trnka están considerados por los expertos como verdaderas obras de arte de la animación, he podido comprobar que sus obras son muy difíciles de conseguir comprar o incluso de ver aquí. A través de Internet he podido saber que se han organizado varias retrospectivas de sus obras en los últimos años en algunas asociaciones infantiles y en algunos festivales de cine. Otros países más afortunados, además pueden disfrutar de dos DVDs que recogen toda la obra de Trnka. Desgraciadamente, estos recopilatorios aún no están disponibles aquí. Lo que sí se podéis hacer aquellos que estéis interesados en ver algo de este autor, os podéis dirigir a esta dirección de Internet:
http://www.darkstrider.net/gallery2a.html

Los clips tienen una calidad un poco baja, pero suficiente para apreciar una pequeña porción del arte de Trnka.

En otro sitio de Internet podréis ver el catálogo entero de obras realizadas por Trnka. Aunque aquí no se ofrece la posibilidad de visionarlos, cada trabajo incluye un fotograma de referencia: http://www.kratkyfilm.com/catalogue/html/indexa.htm

Y no os dejéis engañar por los que os digan que son cortos para niños. Volviendo a un anterior ejemplo, a todo el mundo le divierte "Toy Story" y no es una película pensada para adultos precisamente. Mi recomendación personal es que miréis más allá de los "muñecos" y veáis la belleza y la profundidad de pensamiento que encierran.



The Hand (1965) - Jiri Trnka - Part 1



The Hand (1965) - Jiri Trnka - Part 2

"La mano" (Jiri Trnka, 1965)

La mano fue el último film de Jiri Trnka y constituye una ruptura absoluta con sus obras anteriores, tanto en el plano formal como en el narrativo. Fue la única vez en que combinó sus particulares muñecos con un elemento humano, en este caso, una mano gigante.

La historia que explica puede parecer sencilla e inocente, un artista es obligado por La Mano a hacer una escultura a tamaño real de la misma. El artista se intenta negar, intenta hacer otras cosas, pero la omnipresente Mano lo obliga a estar esculpiendo siempre figuras de ella misma. Cuando finalmente el artista muere a causa de las exigencias de la Mano, el estado le dedica un funeral por todo lo alto. En un primer nivel establece un diálogo con el propio hecho de la creación artística y la condición del artista. Pero, evidentemente, esta narración esconde un trasfondo político muy fuerte, y ha sido entendida por todo el mundo como una alegoría contra el totalitarismo, aunque oficialmente fue lanzada como un ataque al culto a la personalidad ejercida por Stalin. Por todo esto, el corto fue censurado por el gobierno de entonces. Irónicamente, cuando años después Trnka murió, el gobierno le organizó un funeral con honores de estado, como a su desdichado personaje.

En este sentido, se puede ver como los animadores de la Europa del Este de entonces intentaban escapar a la censura del régimen a través de imaginativas propuestas metafóricas, que además con los años se han convertido no sólo en el reflejo de una época, sino en el reflejo de la propia condición humana.

Marta Borja (AVD'05)






The Cybernetic Grandma : PART 1/3



The Cybernetic Grandma : PART 2/3



The Cybernetic Grandma : PART 3/3



Documentary on Jiri Trnka : PART 1



Documentary on Jiri Trnka : PART 2




Jirí Trnka: un poeta de la imagen
Antonio Orlando Rodríguez (via)

A fines de los años 1940, los amantes del cine de animación comenzaron a hablar con
entusiasmo de un director checo que, apartándose de los cánones impuestos por Walt Disney y la industria de los cartoons estadounidenses, se atrevía a proponer una renovación estética del género. Su producción cinematográfica, aunada al magistral trabajo que desarrolló en su país como ilustrador de libros para niños, hacen de este extraordinario artista un verdadero poeta de la imagen.

En el principio fueron… las marionetas
Nacido en Pilsen, en 1912, Jirí Trnka tuvo como profesor de dibujo al famoso artista Josef Skupa, quien era director de un teatro de marionetas creado en los años 20 (y por entonces aún en funcionamiento). Skupa desempeñó un papel importante en la vocación de Trnka, pues no sólo le dio confianza en sus habilidades como artista plástico cuando todavía era un adolescente, alumno de la enseñanza secundaria, sino que también lo inició en los secretos del diseño y de la realización de muñecos para la representación escénica. Skupa, además,convenció a los padres de Trnka para que lo autorizaron a ingresar en la Escuela de Artes Aplicadas de Praga, una de las más prestigiosas del continente europeo.

Se afirma que la fascinación de Jirí Trnka por las marionetas fue tal, que, una vez concluidos sus estudios de arte, se dio a la tarea de fundar su propio teatro de muñecos, proyecto que no prosperó. Entonces, dirigió su creatividad hacia otro campo en el que podía dar rienda suelta a su talento para crear personajes: la ilustración de libros para niños.

El mundo de los libros
Cuando le preguntaban por sus ilustraciones, Trnka solía decir que las hacía porque le agradaban, no pensando en que serían apreciadas por los niños. Sin embargo, aclaraba:
“Entiendo que si mis dibujos me influyen emotiva y sentimentalmente, lo mismo sienten los niños”.
La primera obra que ilustró fue El tigre del señor Boška, del autor Vítezslaw Šmejc, la cual apareció publicada en 1937. Durante los cuatro años siguientes ilustró gran número de cuentos infantiles. Sin embargo, sus trabajos más relevantes en este campo se dan a conocer a partir de 1942, cuando publica sus ilustraciones para los cuentos de los hermanos Grimm. A ese libro seguiría, en 1944, Cuentos de hadas checos, con versiones de Jirí Horák sobre relatos populares. En 1953, ilustró otra colección de cuentos de hadas checos, recreados literariamente por Jan Pálenícek.
Sus ilustraciones para Bajaja, de Vladimír Holan, libro de 1955, están consideradas uno de sus trabajos más perfectos en el terreno de la recreación del folclor checo.

Ese mismo año da a conocer su interpretación de los cuentos de Hans Christian Andersen.
En 1957 aparecen dos trabajos de ilustración que lo ratifican como un maestro del género:
Cuentos de hadas, de Charles Perrault, y Cuentos de las mil y una noches. Entre los trabajos de los años 1960 merecen ser resaltados Sueño de una noche de verano (1960), de Shakespeare, y Fábulas de La Fontaine (1961).
Es interesante destacar la interrelación que estableció Trnka entre su labor como ilustrador de libros y director de cine. En muchos casos, su trabajo para determinado libro (como Bajaja o Sueño de una noche de verano, por apenas mencionar dos ejemplos), se convirtió en el punto de partida de una aventura cinematográfica.
Sus ilustraciones, en las que plasmó una concepción estética y una figuración muy personales, han influido fuertemente en muchos artistas posteriores. En 1968, la International Board on Books for Young People (IBBY) le concedió a Trnka la medalla Hans Christian Andersen de ilustración por el conjunto de su obra.

La imagen en movimiento
Los primeros pasos de lo que con el tiempo se convertiría en la escuela checa de cine de animación se dieron a mediados de los años 1930, cuando la directora Hermina Tyrlova, con recursos mínimos, creó los primeros cortos de ese género cinematográfico, algunos de ellos dedicados a fines publicitarios. Sin embargo, ya en 1936 el Festival Internacional de Cine de Venecia concedía un reconocimiento a uno de sus trabajos de ficción.
La naciente industria checa del cine animado se adormiló durante la ocupación nazi; pero,concluida la segunda guerra mundial, se fundó el primer estudio estatal de dibujos animados checoslovaco, llamado Batri v trikuy (La Hermandad del Truco), anexo a los estudios Barrandov. Allí, una veintena de animadores comienzan a producir obras que se inspiraban principalmente en cuentos y fábulas de la tradición oral. Al frente de estos creadores, como director del estudio, estaba Jirí Trnka y su estilo original, su búsqueda de la perfección y su voluntad de evadir los estereotipos de este tipo de cine, se convirtieron no sólo en paradigmas
para quienes trabajaban a su lado, sino en puntos de referencia ineludible en el cine de aquellos años.

En su primer año de trabajo en los recién creados estudios, Trnka llevó a la pantalla dos historias de la tradición oral muy populares entre los niños de su país: El abuelo ha sembrado una remolacha y Los animales y los bandoleros. Este último corto lo hizo merecedor de una distinción en la primera convocatoria del festival de cine de Cannes, en 1946.
Uno de los aportes indiscutibles de Trnka fue romper el cliché de que el cine de animación tenía que destinarse, de forma exclusiva, al público infantil. Sus obras se dirigieron, en algunos casos, a los niños; en otros, al espectador adulto; y, en algunas de ellas, ignoró displicentemente las fronteras de edades, borrándolas gracias al encanto de sus producciones.
Con Trnka, los filmes animados pasan a ser, por primera vez, “cine de autor”, medios de expresión personal de las ideas y la estética de un creador.
El año checo, primer largometraje checo hecho con muñecos, fue realizado por Trnka en 1947.
En él, a través de una serie de episodios, recreaba las tradiciones campesinas, enmarcadas en las estaciones del año. En la realización de esta obra trabajó con quien se convertiría, a partir de entonces, en uno de sus colaboradores indispensables: el compositor Vaclav Trojan. (La partitura musical era, para Trnka, una pieza fundamental en la composición de sus filmes, a la que concedía tanta relevancia como al diseño de los muñecos o a la escenografía y la iluminación.)

Un año más tarde, Trnka llevó a la pantalla su personal interpretación de uno de los más conocidos relatos del danés Hans Christian Andersen: El ruiseñor del emperador. (Actualmente esta cinta está a la venta, en un DVD, junto con otros filmes cortos del artista.) En 1950,estrenó uno de sus largometrajes de mayor éxito, El príncipe Bayaya, en el que se relatan las andanzas de un caballero del medioevo.

Aunque indiscutiblemente es con los muñecos que el cine de Trnka alcanza su mayor grado de perfección y poesía, no por ello dejó de experimentar, a lo largo de los años, con otras técnicas de animación. Así, en 1952 sorprende con un trabajo experimental hecho con papeles recortados: El circo alegre, una fantasía sobre el universo circense. Mientras creaba ese delicioso divertimento de breve duración, gestaba una versión del clásico español Don Quijote.
Sin embargo, Trnka desistió de realizar esa traslación de Cervantes al lenguaje de los muñecos, porque, según se dice, las autoridades oficiales no dieron la aprobación al proyecto.
Su próximo y ambicioso largometraje lo devolvió a la geografía y el folclor de su patria. En Viejas leyendas checas, producción de 1953, alternó fascinantes escenas de batallas, las coreografías interpretadas por muñecos y los pasajes líricos, para rendir homenaje a los orígenes del pueblo checo y a su identidad como nación. Uno de los clásicos de la literatura checa, El buen soldado Schwejk, de Jaroslav Hasek, novela antibelicista en la que se narran las aventuras y desventuras de un soldado en los años de la primera guerra mundial, fue adaptado por Trnka en 1955.
Se dice que, después del estreno de su Schwejk, para evitar problemas con los censores y escapar del estricto control que estos ejercían sobre el contenido de las películas, Trnka decidió refugiarse en la fantasía. Por eso utilizó como fuente de inspiración la comedia Sueño de una noche de verano para realizar su siguiente largometraje. Los personajes del mundo real y del feérico de William Shakespeare cobran vida y movimiento en esta, quizás una de sus más maduras e imaginativas obras maestras. Es interesante observar cómo, prescindiendo de los diálogos de la obra original y limitando la narración a un breve texto en el que que se explica lo
esencial de la acción, Trnka logró mantenerse fiel al espíritu shakespeariano. Esta película, que le tomó cuatro años de intenso trabajo, fue estrenada en 1959 y fue el último largometraje que realizó.

En los años 1960, Trnka hizo cuatro cortos más. El primero de ellos, Pasión, rodado en 1961,representó un giro en su estilo, pues retornó a la técnica tradicional del dibujo animado, apelando a un estilo irónico y dinámico. En 1962, sorprendió con una divertida trama infantil de ciencia ficción: La abuela cibernética, una amable sátira a un mundo cada vez más interesado en la tecnología y menos preocupado por los sentimientos y las relaciones humanas. A continuación vinieron El arcángel Gabriel y Lady Goose, de 1964, y, en 1965, la polémica obra que cierra su filmografía: La mano.

La mano: la despedida de un genio

La mano es una sobrecogedora alegoría política sobre las prácticas coercitivas de los estados totalitarios y su reflejo en el quehacer de los artistas. La historia presenta a un creador, empeñado en hacer una escultura que exprese sus ideas y sentimientos, y a una Mano omnipresente y todopoderosa que, una y otra vez, censura su obra artística. El que la Mano sea responsable, a la larga, de la muerte del Artista, no es óbice para que, hipócritamente, sea también quien auspicie su funeral.
Muchos han visto en esta película de 17 minutos una anticipación de los trágicos sucesos de 1968, que cortaron abruptamente el florecimiento de las artes durante el período conocido como “la Primavera de Praga” y una clara decisión de Trnka de expresar su postura ideológica.

Un colega suyo cuenta que una vez le preguntó cómo era posible que le hubieran autorizado a filmar el guión de La mano y su respuesta fue: “Tal vez no se fijaron demasiado bien… o no eran muy inteligentes”.
Jiri Trnka falleció en noviembre de 1969, a los 57 años de edad. Tuvo un funeral lleno de discursos y homenajes oficiales, pero, según se afirma, cuatro meses después de su estreno, todas las copias de La mano fueron confiscadas por las autoridades checas y prohibida, durante dos largas décadas, su exhibición pública.

Un colega y contemporáneo suyo lo describía como reservado y distante. Trnka era un artista preocupado sólo por crear, que prefería enviar a otros colegas suyos a viajar al extranjero y a hacer acto de presencia en los festivales internacionales de cine. Hoy día, sus libros han pasado a ser trofeos codiciados por los coleccionistas y sus películas son objeto de culto por los conocedores del gran cine europeo. Las creaciones de Trnka, como obras de un clásico que son, no sólo no han envejecido sino que, muchas de ellas, hacen gala de una rabiosa frescura y actualidad.

Si aún no ha visto ninguno de sus filmes ni se ha deslumbrado ante las ilustraciones que hizo para Las mil y una noche árabes o Sueño de una noche de verano, busque el modo de hacerlo.
(No pierda el tiempo acudiendo a bibliotecas nuevas o librerías; la mejor forma es adquirirlas a través de internet, incluso en ventas de libros de uso en el ciberespacio.) Será difícil que, una vez conocidos sus trabajos, no pase a formar parte del club de admiradores mundiales de Jirí Trnka.


Antonio Orlando Rodríguez, autor e investigador literario cubano. (via)



Extensa biografía de este gran artista checo en wikipedia
La ventana indiscreta

4 comentarios:

Virginia dijo...

Hola, soy una chica de Sevilla, muchiiisimas gracias por la informacion, la verdad que me ha gustado mucho "the Hand" espero seguir viendo cosas de este autor.

hoy voy a un homenaje q se le hace en la cartuja y me interese por saber de él. muchas gracias de verdad.

Tomás dijo...

Virginia, me pilla el homenaje fuera de Sevilla, y es una pena perdérmelo. Estaría bien que Zemos98 siguiese dando a conocer el trabajo de todos estos grandes desconocidos de la animación.

Sir Asf dijo...

Saludos, estoy elaborando un trabajo sobre la escuela checa de animación, centrándome sobre todo en Trnka, y el encontrar tu blog con gran cantidad de información sobre él me va a ayudar mucho.

Simplemente agradecerte la labor y felicitarte por el excelente trabajo de este blog.

Un saludo.

Tomás dijo...

Gracias, Sir Asf.
Un saludo.